Buscar
  • ESSFI

MIDIENDO EL IMPACTO SOCIAL PARA LA ESS

Actualizado: 18 de may de 2020

OCDE - RED EUCLID - WEBINAR 16 DE ABRIL DE 2020


La OCDE, con el apoyo financiero de la Unión Europea, ha puesto en marcha una Acción Mundial para promover la Economía Social y Solidaria (ESS) en los próximos 3 años.

Esta acción está en consonancia con los objetivos estratégicos de la OCDE y la Unión Europea. Esta estrategia tiene como objetivo promover un crecimiento inclusivo, inteligente, resistente y sostenible y apoyar la ESS. Este apoyo se refleja, por un lado, en el desarrollo e internacionalización de las empresas sociales. Por otra parte, mediante la sensibilización, la creación de capacidad para crear ecosistemas, tanto nacionales como locales, que favorezcan el desarrollo de la ESS; y mediante la promoción del intercambio de conocimientos y otras buenas prácticas a nivel internacional.

En este webinar, el tema principal es la medición del impacto social de la ESS, un gran desafío.

Con este fin, Sébastien Pereau de ConcertES compartió los resultados del proyecto VISES, un proyecto de más de cuatro años que reúne a 21 socios, para poner de relieve la forma en que las empresas sociales y solidarias dinamizan los territorios y promueven el bienestar de sus habitantes. El proyecto es similar a la labor realizada por el TIESS en Quebec, como se describe en esta declaración conjunta, que subraya el carácter fundamental de la evaluación del impacto social.

Según Adrien Beaudet, consultor y profesor de HEC y ESCP, esta evaluación requiere la colaboración entre las empresas sociales y el mundo de la investigación, este último pudiendo prestar su experiencia para la creación de las herramientas necesarias. El principal desafío es el criterio y la calidad de la evaluación. En el caso de Francia, se generalizará la evaluación del impacto social: el desafío es comunicar sin caer en la trampa del "social washing". Para ello, es importante que la línea común de la OCDE y las principales redes que desarrollan los principios fundamentales sobre este tema puedan ser difundidas, asumidas y defendidas.

Andrea Burgio recordó que las organizaciones más grandes como la Cruz Roja, las ONG más transparentes ya producen tales informes. Esos informes tienen repercusiones financieras y dan impulso al voluntariado: por ejemplo, en 2019 se contabilizó en Francia un millón de horas de voluntariado, no tienen traducción financiera pero el impulso está ahí.

¿Qué valor damos a las pruebas/indicaciones? Esta es la pregunta hecha por David Pritchard, Presidente de Social Value US y Stephanie Robertson de Social Value Canada. En el caso actual de la crisis del Coronavirus, se preguntan cómo producir informes que tengan en cuenta las realidades fragmentadas de los diferentes países, situaciones y opciones de comunicación. Esto dificulta la armonización de los resultados ante la fragmentación de los datos y los métodos de medición. Dan el ejemplo de Oxfam, que tiene un muy buen examen independiente, pero sigue siendo una excepción. Sébastien Pereau vuelve al estudio de ConcertEs donde la recopilación de datos también se refería a los fallos o fracasos de las organizaciones, que han cambiado sus operaciones en respuesta y se han adaptado.

La Asociación Europea de Filantropía de Empresas (EVPA) subraya que la colaboración es ahora crucial, ya que existen herramientas y marcos y sería contraproducente multiplicarlos. Ahora es necesario pensar en formas de combinarlas, adaptar su uso al campo en cuestión y reunir las prácticas de medición del impacto.

Celine Marques preguntó cuál sería la alineación con el DO y la Agenda 2030.

Jean Fabre subrayó la importancia de utilizar las herramientas existentes como el SDO Knowledge Hub creado por UNTFSSE.

Adrien Baudet reacciona a este vínculo entre los SDO y el nivel local, entre la importancia de respaldar estas herramientas de medición y evaluación con marcos nacionales e internacionales para que los responsables de la toma de decisiones tengan en cuenta su valor. Se trata de un parámetro crucial sobre el que la OCDE podría trabajar como parte de su Acción Mundial para la Promoción de la Economía Social y Solidaria.

Puede encontrar una de las herramientas creadas por la OCDE aquí, y la encuesta realizada en el marco de la promoción de la ESS aquí.